Antonino Nieto Rodríguez Antonino Nieto Rodríguez (Foto realizada por Bernd Kolter)

Europa como venda contra la indefensión que nos respira ausentes, culpables: usurpadores

En esa trama somos exclusivamente los que pagan.

Sin más razón que la de haber sido nacidos firmamos la traición como moneda

Y qué si vivos o muertos. Estamos aquí y eso nos diluvia hijos de la alegría, del miedo: del contador de sombras

No hay respuestas ni mentiras ni rastros que borren o burlen lo que en nosotros abona el susto de sabernos

Estamos solos: contra nosotros mismos

Nuestros pulmones, la pantalla que nos encuerpa corazón de la farsa

La farsa, el bisturí que alimenta al condenado

Para no morir, por haber sido nacidos, prescindir de cuanto en la naturaleza se acuna vivo o muerto. El caso es cumplir con dios o como se llame la rendición que nos compra: abandonar lo que nunca fuimos para, insensatos, aplaudirnos, una vez más, contra nosotros mismos

Y bebido ya lo aún por vivir, en ese temblor, la respiración de lo inagotable: la risa: la llama que crece, de la ceniza, la sed

¿la burocracia, las vísceras que nos instruyen, el sueldo que nos reduce a cómplices, el abismo que nos sueña polvo en extinción permanente?

Sí!

Sí!

Sí!

Como el mar,

Como el sol,

Como la luz que sólo ahuyenta  a los inocentes

Bruselas, la piel

Bruselas, la máscara

Bruselas, el ojo que todo lo engulle

Hablo sin más nosotros ni ley que el perfume que imanta el despilfarro de los sentidos: la verdad me ata. Y aún atado cumplo con lo peor del cuento: que soy uno, uno en mil variedades expuesto

Más allá del verbo

Más allá del llanto y el crujir de dientes

Vivo

Abandonado

Sin alma alguna que llevarme a la boca

Cuento de la inútil paz que desnuca a los miserables

Cuento que los miserables somos tú, yo y el nosotros

Cuento que los números no existen

Cuento que son hojas muertas de un otoño sin edad que primavera al grito

Sin manos

Sin pies

Me mastico a la europea, esto es, soy de la podredumbre la fertilidad que nos lame huérfanos

Europa como herbicida, esposa o amante

¿importa si hombre o mujer?

Europa como recompensa fiel de cuanto en el corazón se alambra

Europa espejo perdido del vientre que nos parió

-Antonino Nieto Rodríguez-

Antonino Nieto Rodríguez

Antonino Nieto Rodríguez

  poeta, videoartista, pionero del videodanza, creador de espectáculos en los que aúno poesía, artes plásticas, circo, orquestas sinfónicas… mis obras se han visto, entre otros, en el MNCARS, el IVAM, en festivales de Alemania y Portugal y en diversas Universidades, radios, Centros Culturales, tabernas, cementerios… mis poemas han sido traducidos al gallego, al alemán, al ruso y al inglés…

“dibujas ausentes”,la voz del escorpión”, “un fantasma perfecto”, “toda la carne y el infinito”, “escaleras del aire”,las mejores historias de amor. o cómo rompimos la muerte a besos, “guía viva de ortodoxos y heterodoxos en la poesía contemporánea gallega. apuntes para no disolverse en la común semilla del tiempo”, “los mejores poemas de amor: pequeños fragmentos del corazón que nos ríe”, “la primera vez… que no perdí el alma, encontré el sexo”,amores infieles  en el salón de las voces vírgenes”, “amour fou. ebrio desván de amores locos”, “Inmortal amor mortal. de la ceniza, la máscara”… son algunas de las celebraciones, les dicen libros publicados,  que en el panal o misal de la abundancia, yo que no respondo a nombre o numeración alguna, vocifero… fui feliz. no puedo negarlo: continuo en tal despeñamiento

Would you like to share your thoughts?

Your email address will not be published.

© 2020 Katoikos, all rights are reserved. Developed by eMutation | New Media