Cartel de Sayat Nova

“Mi venganza será el amor” palabras de Paradjanov que golpearon la conciencia de quienes le persiguieron en vida. Su belleza, la espontaneidad creadora. En cautiverio, la sonoridad estaba llena de vacíos silenciosos que completaba con dibujos poéticos. Ante la vergüenza de la obligatoriedad de abrazar trágicamente una fe que no compartía para conservar la vida, toda su energía fluyente la entrega a la creación de pinturas al óleo, bosquejos cinematográficos, miniaturas a bolígrafo, mosaicos, cerámicas en arcilla refractaria, muñecas, collages – Paradjanov decía: “Un collage” es un mini-filme”- es por ello un director amputado en su creación que con el paso de los años siente el abandono de la vida. Sus objetos están cargados de memoria histórica. Busca acercarse a la historia de forma original. Su energía será emulsión de creatividad, el dolor y el sufrimiento, son notas aparte en su vida. Pone en esencia la vida hasta sus últimas consecuencias. Contrasta luz-sombra, bien-mal, fidelidad-traición. Paradjanov evidencia la vida, para él, como escuchamos en “Sayat Nova” -El mundo es como una ventana abierta. ¡Siempre fascinado por lo inanimado!

Sergei Paradjanov nace en Tiblissi, pasa su infancia entre los artesanos y la tienda de antigüedades de su padre, sintiendo gran apego a esta época de su vida y adorando los cuentos de Andersen. De aquí mana su amor a las reliquias, procurándose un mundo plagado de deshechos y fragmentos. Las telas, tejidos, pájaros, sombreros, marionetas, fotografías enmarcadas, grabados, fragmentos vegetales, imaginería, esferas, leche, agua que corre, presencia de frutos de la tierra (granadas), ropas rasgadas y peinados horizontales, son sus tesoros para crear obra tanto artística como cinematográfica. Dichos objetos representan la generosidad y la humildad del director al producir obras de arte multifacéticamente elaboradas para disfrute de propios y extraños. Algo atribuible es su poder fascinador desde los elementos más primitivos. Es su manera de plasmar lo que convence a algunos y desorienta a otros. Amaba lo pequeño y lo trataba con delicadeza y buen gusto. Artista prolífico, sensible, espontaneo, extrovertido, de imaginación avivada, es considerado armenio-georgiano, y por ello será la distancia entre dichas culturas la que estimule su imaginación.

Su vinculación al patrimonio histórico-mitológico y la demanda de lo folklórico se torna etnografía en sus creaciones, estudiando sistemáticamente la cultura y costumbres de su tierra y elevándolas a la categoría de lo cotidiano para el conocimiento y desarrollo de sus congéneres, ello hace que la relación entre su cine y obras de arte sea ininterrumpida. Denotó tener gran pasión por el trueque durante su vida de todo lo que caía en sus manos.

La sorpresa como herramienta lingüística e icónica, un continuo en el transcurrir de sus films es prioritaria en su producción artística, conectando con música, canto, danza, violín. La música es la materia poética que acompañada por el recitado en varios idiomas utiliza para recrear a los muertos.

En su película “Sayat Nova”, obra de arte desde muchos puntos de vista, el poeta con su experiencia, representa las cuatro estaciones que se yuxtaponen en diferentes épocas de la vida, siendo muestra de su pasión por el simbolismo, esoterismo, rituales y magia. Un ejemplo claro es el uso de conchas marinas que simbolizan la resurrección, el autor las rocía con leche. Veremos cómo se produce el encuentro con la iconografía alquímica, carácter minimalista y los sacrificios de animales.

“la tierra sangra por un puñal clavado”

El personaje porta consigo un poder de metamorfosis profunda, los objetos permutan en el film. Es la figura del poeta armenio que sigue un camino iniciático, quien concilia todos los influjos cruzados, “la tierra sangra por un puñal clavado”. Los sonidos tienen tendencia a convertirse en símbolos, asociados a imágenes como la lluvia o el viento, la naturaleza interpreta sonoramente los sentimientos de los personajes. En los inicios de la película contemplamos unas exultantes imágenes donde se oyen el paso de las hojas de los libros volteadas por el aire que refuerzan aún más la poética de las mismas. En otra ocasión, los monjes hacen música con el sonido de la mordida de sus manzanas. El cincelado de la piedra esculpida late como el corazón de la misma.

La notoriedad de Paradjanov estriba básicamente en que no hay un film sino el planteamiento de un film. Esto le dota de una originalidad y genialidad que no suelen ser habituales, aquí se dan sobremanera, con acierto e inteligencia. Cada plano es una totalidad de película, dando lugar a una desconexión total de toda noción espacial, temporal e incluso argumental. Cuando San Jorge a caballo atraviesa la imagen fija nos esta contando toda una historia a partir de un plano estático y ello es extrapolable al conjunto del film fácilmente.

Con la circularidad del relato, destruye las estructuras episódicas, también el raccord sonoro y estructural se ven contravenidos.

Somete la película al salto de corte explícito produciendo un desbordamiento en las imágenes, entre concepción y ejecución no hay tiempo que perder. Dichas imágenes surgen para desaparecer. Frontalidad como norma. El fuera de campo adquiere unas dimensiones importantísimas. Muy reforzado en imágenes en las que vemos a los monjes en las entrañas de la tierra y en el gozoso palpar de todos los objetos. Aportación metafilosófica de gran calado para el cinéfilo. Por esto, el director filma con lagunas y elipsis sin importar el raccord – secuencias de hermosos bodegones-  que se ve vulnerado a muchos niveles, no solo narrativo, próximo a la poesía, la liturgia y la etnografía. Con la circularidad del relato, destruye las estructuras episódicas, también el raccord sonoro y estructural se ven contravenidos. Sin embargo, muestra tener una preocupación pictórica por el encuadre consiguiendo unos cuadros peculiares y bellos. Sus cupidos enmarcados y pendulares confieren dinamismo a la estática de la frontalidad en la forma de filmar y anunciar que el tiempo fluye y nunca se detiene. Director que siente y transmite lo ínfimo del pasar por situaciones, posee la magia de la perdurabilidad en la cabeza de los espectadores. En un momento del film escucharemos: “Nos llevamos a nosotros mismos en el otro”, buena prueba de la importancia que concede el director a los seres humanos.

Sus Influencias pictóricas apuntan a Masaccio, Piero della Francesca y Holbein, con claras referencias al arte persa.

Fabrica datos, observaciones y acciones. El surrealismo presente reflejado en las escenas en que se ve a un rebaño de ovejas entrar en un templo sagrado y de fondo, como sonido, escuchamos el Padre Nuestro, Paradjanov refuerza la espectacularidad de las imágenes con las ovejas subidas a unos escalones de piedra que permanecen estáticas. Los planos generales proliferan. Sonido asincrónico, con una asincronía provocada. El silencio lleno de vacíos sonoros.

Su lugar en la historia del cine, comienza en el cine primitivo, el cine mudo, con sus tableaux y la frontalidad, recursos, interludios, lenguaje de los objetos, caligrafía y gesto, coreografía de actores como mimos o muñecos mecánicos que no hablan.

Cine poético europeo

Su montaje se vincula al cine moderno. Cine poético europeo de los 60, Pasolini, Fellini, Ozu, Dreyer, Buñuel y también al japonés, Ozu. Directores que en su trayectoria gozaron de una visión particularísima en sus películas que rompían con todo lo que se había realizado de manera generalista hasta el momento.

Sin ser cinéfilo confeso, profesó admiración por Pasolini (los dos eran fuerzas del pasado, por su iconografía medieval y renacentista) al igual que a Tarkovski, amigo y cómplice.

Hoy sus películas son pedazos de historias. Pudiendo estar a caballo entre cine experimental, video arte, danza y gesto. Propulsó el danzar para la cámara con las herramientas del cine, viéndose esto de manera continuada en sus planos fijos. Más tarde algunos artistas le siguieron, como es el caso de Pina Bausch.

************

Durante el mes de febrero de este año en la localidad de Oruña de Piélagos (Santander) habrá un ciclo“Paradjanov. La celebración de la vida” en la Teatreria de Abrego a las 20.00 h. La entrada será libre.

Comenzará el día 15 con una “Creative sesión” donde una decena de artistas tales como Robert Navarro, Lidia Gil, Chebú, Chema Armengou, Alia Dovidena Mehnai, Paolo Latrónica, Belén de Benito, Ramón Bueno, Áureo Gómez, Fernando Madrazo, Pablo Escobedo y Tano Iñesta entre otros, pondrán su creatividad sonora y sensorial al servicio del autor.

El día 16. “Sayat Nova” de Serguei Paradjanov se proyectará y presentará por Maria Soler.

El día 17.  El estreno absoluto de la obra de teatro “Paradjanov. La celebración de la vida” espectáculo escrito y dirigido por Pati Domenech que toma como punto de partida la figura del cineasta armenio y la persecución permanente del mismo por las autoridades soviéticas. Sergio Novo será Paradjanov y Maria Vidal, Carmo Teixeira y Narine Grigoryan interpretaran en video los papeles de Lady Macbeth, Desdemona y Julieta de Shakespeare. La colaboración entre ASTA/Portugal y Abrego/España ha hecho posible este montaje unipersonal, multimedia y coreográfico.

Sirvan unas palabras de Pati Domenech para finalizar el articulo por su contenido humanístico-filosófico: “Este hombre, imperturbable celebrador de la vida siempre mostró una sonrisa de enigmática esperanza ante los mas graves acontecimientos de su existencia, de hecho, mientras sufría la persecución permanente por las autoridades soviéticas, se le iluminaba la cara decir, “Mi venganza será el amor”

Charo Garcia Diego

Charo García Diego (Salamanca 1961) es pedagoga, sociologa y psicologa social. Organizadora, coordinadora y difusora en medios de comunicacion de actividades culturales desde 1990 en España. Desde sus inicios universitarios estudia, investiga y escribe criticas de cine. En su curricum consta la organizacion de diversos festivales de cortometrajes y la semana de cine independiente español. Promueve encuentros entre narradores, poetas y musicos. Sus intereses giran en torno a la difusion de culturas transversales, multipluridisciplinares y versatiles que aporten enriquecimiento formativo  a las nuevas generaciones

Would you like to share your thoughts?

Your email address will not be published.

© 2020 Katoikos, all rights are reserved. Developed by eMutation | New Media